Al castro-comunismo hay que combatirlo hasta con los recuerdos…





Venía muy tranquilo a escribir, sobre un personaje del castrismo al que desde hace algún tiempo le tengo “echado el ojo”, cuando al leer y releer las opiniones y comentarios que dejan mis amigos, y los otros, al pie de mis escritos, como hago todos los días, me he encontrado con uno muy “interesante”, a la par de estremecedor, que me ha hecho reflexionar sobre la existencia de los dinosaurios, la leche magnesia y los aciertos y desaciertos de nuestra lucha y enfrentamientos personales a la dictadura de Fidel y Raúl Castro.
El comentario, y al que le profeso todo mi respeto, porque considero que cada cual es libre de expresar su opinión, mucho más cuando se hace con decencia e “inteligencia”, dice así (lo reproduzco integra y textualmente):
“Lo que aprecio, y si algunos quieren , me disculpan… es que las atrocidades que siempre han ocurrido en Cuba, se están tomando para ( como diría) para echar cuentos y escribir historias de pasa tiempo.
En ese país miserable ,siempre desde un principio al Cubano se le despojó de todo lo necesario para vivir.Todo el mundo lo sabe.Desde el primer día , lo principal fue que le borraron la palabra libertad del diccionario, todo lo demás vino por añadidura. Mi estimado Ricardo Santiago, yo realmente no sé quién es usted, aunque reconozco que hace un gran trabajo en dar a conocer estas anécdotas de las miserias Castristas…, no cree usted que todos ya las conocen.? No se, pero mi opinión es que se están tegiendo tantos pasajes similares de estos facinerosos a costa de un pueblo que sufre , que lejos de hacer un bien , los están elevando a un nivel mitológico que No se merecen. Yo le repito, desde que se robaron las libertades, todo comenzó a faltarle al pueblo cubano hasta la fecha.Recuerdo que por los tempranos 60 mi madre lloraba cuando me ponía a la mesa , un poquito de arroz y un par de huevos fritos… y me decía con sus lágrimas en el rostro: hijo esto es lo único que hay, no tengo nada más que darte.”

Quiero demostrarle, que sus historias y todas las demás que sean iguales a estas, ya son muy viejas y suenan discordantes a estas alturas del ” campeonato”.
Es hora de buscar e informar de cosas más importantes para tratar de bajar a estos facinerosos de la historia de una manera más vigorosa y no contando todos los días sobre las escaseces de ses pueblo.
Ya esto se confunde con un disco rayado.
Espero que no se enoje por lo que le escribo, pero es mi pensar.
Creo que con su inteligencia ,sepa encontrar otras muchas atrocidades cometidas por el régimen para informar a todos aquellos que han nacido mucho después que nosotros.
Gracias.”

El problema, en mi modesta opinión, es que cada cubano tiene su propia versión del “poquito de arroz con dos huevos fritos” (en mi caso era uno sólo) y, a mi entender, nunca las vivencias contadas, aunque se repitan, rayaran algún disco porque cada cual sabe los tragos amargos que tuvo que tragar y que esa amargura, el horrible sabor de las muchas miserias impuestas por Fidel Castro al pueblo de Cuba, a todos no nos supo igual aunque estuvieran repartidas entre todos los cubanos.
Reitero mis respetos para el amigo “preocupado”, a la par que desinformado respecto a mi persona, pero difiero en un aspecto que a mi juicio es esencial, medular, orgánico y define posiciones en estos tiempos: Al castro-comunismo hay que combatirlo por todos los medios posibles, hasta con los recuerdos, cada cual es libre de utilizar sus métodos y formas de lucha, todas son válidas y merecen la atención, el apoyo, el respeto y la complicidad de quienes queremos una Cuba libre de ese doloroso azote.
En realidad no estoy molesto por mí, si fuera a estarlo, con la cantidad de barbaridades y ofensas que me escriben diariamente, ya estaría en el otro infierno cocinándome a fuego mediano, pero si debo confesar tener cierto mal sabor por comentarios como este que, desde la “buena onda”, menosprecian el sacrificio de miles de hombres y mujeres que, de una forma u otra, se imponen, con su humildad, a la dictadura castrista.




Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments

Tus Comentarios

8 comentarios en “Al castro-comunismo hay que combatirlo hasta con los recuerdos…

  1. Oscutar la verdad de cada día puede abrir los ojos del vecino callendo en la trampa embellecida (con varios nombres) por la causa communista.
    Cada comentario contra la tiranía y la opresión es un esfuerzo de trascendencia, una revolución tranquila y necesario. El mundo entero está infectado por el vicio controlando la juventud y la memoria colectiva.
    Nuestro amor de la humanidad tal un poema, una canción, un himno National es un desvelo al opositor natural de la libertad… Adelante !

  2. ¡Totalmente de acuerdo! Creo que el “hasta” del título está muy bien puesto y acorde con el contenido de este escrito. Sin embargo pone a los recuerdos un poco en desventaja con respecto a otras formas de combatir esa cosa. Karina decía en su canción “Los recuerdos son el pasado cuando queda tanto por andar”… Estoy totalmente de acuerdo con Karina. ¿Cómo poder saber hacia donde vamos si no sabemos de dónde venimos? Imposible.
    Los recuerdos conforman la memoria colectiva y de ahí su importancia. Son la historia, en definitivas, de esa larga agonía que no sabemos cuánto más va a durar todavía pero que indudablemente ya vive el principio del fin.
    Esa cosa hay que combatirla con todo, especialmente con los recuerdos. Si usted no escribe un blog, cuéntele a sus hijos, amigos, explíquele a sus mayores. Cuando tenga unos minutos de tranquilidad, recuerde usted mismo todos los pequeños y grandes horrores que ha tenido que vivir por culpa de esa cosa y reafírmese en la idea de que ya no se puede tolerar más, que tiene que acabar.
    El autor del artículo trata muy respetuosamente al que le hizo el comentario y eso es bueno. Pero puedo comprender su sentimiento por el “mal sabor por comentarios como este que, desde la “buena onda”, menosprecian el sacrificio de miles de hombres y mujeres que, de una forma u otra, se imponen, con su humildad, a la dictadura castrista”. Conozco esas personas y creánme que el mal que hacen (¿sin intención?) es grande: confunden, demoran, disminuyen… No puedo odiarlos por lo que hacen pero en mi mente les hago “una marquita” al lado de su nombre para ponerme alerta cada vez que abren la boca.
    Y sigue Karina: “Volver la vista atrás es bueno a veces, mirar hacia adelante es vivir sin temor”. También de acuerdo con esto… Solo que, Karina, volver la vista atrás es bueno siempre.
    Gracias ijorge por tu blog.

  3. EL PUEBLO QUE OLVIDA DE DONDE VIENE, NO PODRA SABER HACIA DONDE VA..OLVIDAR LOS HORRORES QUE VIVIMOS SERIA LA CAUSA DE VOLVER A VIVIRLOS, ES TAREA OBLIGADA DE CADA CUBANO CON SENTIMIENTOS DE PATRIA Y VERGUENZA, MANTENER VIVO EL RECUERDO DE LO QUE REALMENTE MARCO NUESTRA HISTORIA EN ESTE TRISTE PERIODO.

  4. En mi sencilla opinion usted Hace un escritoire real ,sencillo y magistral de lo que vivimos que hay momentos que hasta se nos habian olvidado y usted de una manera elocuente y hasta divertida nos lo recuerda,siga con sus instructivos comentarios.Gracias

  5. SI SUPIESE QUE ESCRIBIENDO Y HABLANDO LA VERDAD SE LLEGARA A REVENTAR AQUELLO QUE HACE SUFRIR TANTO MIS MANOS QUEDARÍAN SIN MOVERSE DE TANTO USARLAS, SEñORES YA ES HORA DE HECHOS LA VIDA ES AHORA, PRESISAMENTE NOS HAN MANTENIDO CON LA BOCA CUBIERTA A TRAVES DE TANTAS MENTIRAS Y NECEDADES, ESTUDIEMOS Y PREPARÉMONOS CON LA VERDAD Y EL AMOR, ESO ACABARA ROMPIENDO CADENAS IMPUESTAS POR LA FUERZA, CADENAS Q ATAN LA DEMOCRACIA Y LOS DERECHOS DE UN PUEBLO Q HA LUCHADO DURANTE SIGLOS CON VALENTÍA POR SU VERDADERA LIBERTAD Y SE HA DEJADO IMPONER UNA FALSA LIBERTAD QUE NO SE DE DONDE LA HABRÁN SACADO ESA GENTE QUE SIGUE PREDISPUESTA A SEGUIR EN LA ERA DE PIEDRA, SOLAMENTE POR QUERER TENER CADA VEZ MAS Y DAR CADA VEZ MENOS. !BASTA ES HORA DE LUCHAR POR NUESTROS SUEñOS EN UNA PATRIA LIBRE DE DESCARADOS, APROBECHADORES Y MENTIROSOS FORMADOS POR UNA MENTE DIABOLICA!!!

  6. Cualquier cosa que se haga contra el sistemas castrista, excepto la violencia (de la que los cubanos debemos estar ya cansados), es buena. Por poco que haga, es como las olas en el malecón, con el tiempo van desgastando las piedras.

    Los temas de nuestra Historia son esenciles contarlos, escribirlos y repetirlos constantemente. Es nuestra memoria colectiva.

    Soy testigo de un compatriota al que conté algunas cosas y resultó que estaba hablandole de un tío-abuelo. Se sorprendió muchísimo. En uno de sus viajes a Cuba, le recriminó a su madre que nunca que hubiese contado aquello, y que tuviese que enterarse en España. La respuesta es reflejo de nuestro sufrimiento:

    “Mi’jo, su sabé, de esas cosas no se habla”.

    Por eso es importante hablar, hablar y seguir hablando, sin cansarnos.

  7. Totalmente de acuerdo. La tiranía solo merece odio, desprecio y que no se olvide nunca lo que ha hecho sufrir, sigue haciendo sufrir y seguirá haciendo sufrir al pueblo cubano midntras no desaparezca. Y cuando desaparezca, necesitamos siempre recordar todas las monstruosidades de que es capaz un ser humano cuando es despojado de la libertad y reclutado para el fanatismo, no importa cual sea. Cuando terminó la pesadilla hitleriana todos vimos horrorizados los campos de exterminio, pero cuando terminó la pesadilla maoista, la stalinista y otras, se ha mantenido el secreto…Mostrar al mundo la depravación humana llevada al fanatismo comunista es algo que la humanidad tiene pendiente. Cada uno tiene anécdotas, historias horrorosas, que llenarían bibliotecas, videotecas y toda la nube de información. Cada una retrata un dolor, una arbitrariedad, un abuso, un asesinato, una tortura…el mundo tiene que saberlas para que no haya más idiotas y tontos útiles que simulen no saberlas y contribuyan a su mantenimiento.

    • Si la repetitiva historia de los hechos malsanos no fuera de importancia para una sociedad que aún sufre los embates de un dictador, si fuera infructuoso recordar los males y desventuras;
      Por qué, a pesar de tantos años transcurridos, la comunidad judia sigue hablando y recordando el olocausto?
      Por qué se habla del asesinato de Lincoln.
      Por qué se estudia el ataque a Pearl Harbor?
      Hay que estar seguros de que cada generación sepa quienes somos, de donde venimos y lo que nos ha costado nuestras vidas.

Deja un comentario