El delirio de los Castro por ser los dueños de Cuba.





Yo siempre he pensado que cuando Fidel Castro se lanzó a su aventura manigüera de “liberar a Cuba” tenía más en mente descubrir y apoderarse de la ciudad “El Dorado” que desarrollar una gesta independentista en sí misma, porque quienes tengamos algo de sentido común sabremos que nunca habrá independencia sin democracia ni libertad con dictadura.
Y aseguro esto porque lo único que hizo este mercader de la “libertad” fue armar todo tipo de patrañas para “morder y no soltar” un poder que, constitucionalmente, democráticamente, jurídicamente y moralmente, no le tocaba porque sencilla y llanamente este tipejo nunca fue elegido por el pueblo cubano.
Fidel Castro dio un golpe de estado en Cuba en Enero de 1959 con la anuencia de muchos cubanos “adormecidos”, de las instituciones cívicas del país, del apoyo de varios gobiernos y la “vista gorda” de organizaciones internacionales encargadas de “impartir” justicia y condenar las actitudes antidemocráticas en la región y en el mundo. Así de simple.
El General Batista, el 10 de Marzo de 1952, había hecho lo mismo con la intención, según él, de evitar que ideas demasiado “sociales” llegaran a la presidencia de la República. Golpe de estado contra las instituciones constitucionales que, como cuentan algunos conocedores del tema, también le fue sugerido por el propio Fidel Castro…, a mí no me crean.
Batista nos impuso a los cubanos una dictadura en la que suspendió todas las garantías democráticas pero impulsó la economía nacional, el desarrollo y la vida a niveles estratosféricos, y sí es cierto que desató una feroz represión contra quienes, utilizando métodos terroristas, intentaban subvertir el orden y la tranquilidad ciudadana. Los métodos que aplicó la policía de Batista son absolutamente censurables pues el país se convirtió en un campo de terror en el que tuvieron responsabilidad los batistianos y quienes se les enfrentaban, la culpa de quienes la tengan.
Según cuenta la historia que nos enseñaron en la escuela Batista fue un asesino, un ladrón, un corrupto y un dictador, cierto o no le perdonó la vida a Fidel Castro y a muchos de sus apandillados seguidores cuando, en el acto terrorista más siniestro que conoce la historiografía cubana, estos atacaron los cuarteles Moncada, Bayamo y el hospital Saturnino Lora, provocando un montón de muertos y heridos que aun hoy claman por una justicia verdadera. Algo que nunca hizo Fidel Castro con cuanto ser humano se le enfrentó, lo contradijo o sencillamente le demostró que todo lo que decía o pensaba eran pura mierda demagógica y puras pajas mentales irrealizables.
Yo siempre he asegurado que Fidel Castro se creía un Diego Velázquez o un Hernán Cortez. Las acciones de este déspota dictadorzuelo a lo largo de su alevosa vida me lo han confirmado, todo su accionar siempre tuvo un carácter más de aventurero que de Libertador y más de rapíñero conquistador que de un independentista consecuente con la Patria y con el pueblo como sí lo fueron Simón Bolívar o el propio José Martí.
¿En la vida real qué hizo Fidel Castro con Cuba y los cubanos?
Una vez que, imitando a su antecesor, se adueñó del poder en Cuba urdió un extraño, estrambótico, enredado, incomprensible, inaceptable e ilegal entramado de leyes, organismos, instituciones y sistema de “gobierno” que le otorgaron el poder absoluto de la nación así como la máxima autoridad, indiscutible, para hacer y deshacer, sin que nada ni nadie le ofreciera resistencia, en un país que había “conquistado” por la fuerza y embaucado a su pueblo con muchos engaños y mentiras.
Un partido único, el comunista, una constitución única, la socialista, un presidente único, un Castro, la croqueta de subproductos, el alimento insignia de la revolución, un parlamento único, el elegido entre los comunistas, un poder jurídico, subscrito al partido comunista, la casita en la playa, para los vanguardias del socialismo, la canasta básica subsidiada, para los obedientes, los ministros, presidentes y directores de empresas, organismos e instituciones bien sumisos para que la revolución les meta el dedo y ni protesten y mucho ron a granel y cerveza de pipa para el proletariado para que sientan la benevolencia de nuestro gran líder y que cuando este habla de justicia social no nos dice ni esta mentirita.
Creíblemente amigos estas son algunas de las patrañas que permiten a los Castro sentirse y actuar como los dueños de Cuba y los cubanos.
Continuará…
Ricardo Santiago.




Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments

Tus Comentarios

5 thoughts to “El delirio de los Castro por ser los dueños de Cuba.”

  1. Es verdad que son unos frustados, Fidel Castro es amdo por su pueblo. Djenlo descansar en paz, dejen que nuestro pueblo viva como le da la gana.

  2. Siempre que veo los comentarios aun contra Fidel es claro que los Cubanos fueron sorprendidos, Fidel llegó engañando y eso fue su gobierno, pero nadie se pregunta quien lo financió y el origen de los fondos con los que llevó a cabo la dicha SU revolución cuando es imposible que un cerebro tan limitado haya imaginado, organizado y ejecutado tales acciones y por supuesto meeeeeenos mantener una mentira tan absurda del poder cubano que incluso después de que cayó la unión soviética no había una razón para que estados unidos no lo aplastara como a una cucaracha, como lo pudo hacer Bush y no lo hizo, como lo pudo hacer Obama y no lo hizo y como ni por aca se ha mencionado una intención de trump de hacerlo a pesar de tan fácil que sería enviar unos cuantos aviones y soldados a acabar con el casi inexistente ejército cubano (considerando que EU ha gastado millones de dolares en incursionar países árabes muy lejanos llenos de patriotas que se mueren en la raya como moscas, lo mas fácil es que en la primera salva los cubanos se rinden sin duda ya que no tienen balas ni gasolina para sus carros) y destituir a los castro del poder sin derramar una gota de sangre. No lo van a hacer por que fidel vivio en estados unidos, donde intento ser actor y donde fue descubierto por sus financiadores y en contubernio con los comunistas mexicanos se fue a cuba a hacer la revolución respaldado por los que lo respaldaron, esa mano negra que la historia no considera nunca pero que la lógica de cualquier ser pensante tiene que tomar en cuenta. luego fidel y el che se dedicaron a matar cubanos sin que estados unidos hiciera nada hasta la fecha. La unica razón es que a estados unidos no le interesan socios o vecinos exitosos, le interesan países sometidos a su autoridad y asi esta cuba y asi esta venezuela de a cuerdo con la mentalidad de toda la historia del humano que ha buscado simpre el sometimiento incondiconal de quien se deje. Haaaa verdá ???

  3. Definitivamente fue un enfermo mental, su megalomania recuerda a neron y muchos episodios también, su gran limitación intelectual la adorno con discursos kilométricos que era obligado escuchar y muchas veces analizar en juntas del partido, de la juventud o de otras, el disfrutaba engañando al pueblo adormecido y se sentia genio y figura, baste decir que en mas de 40 años de discursos dio una buena noticia,jamas resolvió un problema, los creaba, necesitaba vivir con enemigos e intrigas,,,,,,,,,,,, podemos concluir así que fue lo peor que dio cuba en su histoia política

  4. Rapiñero conquistador ese es el adjetivo que le llega como anillo al dedo al hombre más cínico que ha habitado en la tierra.
    Sus tentáculos los extendió a cada segmento de nuestra Patria y cambió las esperanzas por fraudes y torpezas..
    A ciertas personas las convirtió en matas dormideras que sólo reaccionan cuando se les toca con estímulo material.
    De esas se alió y las convirtió en pandilleros petulantes que hoy engrosan sus filas de chivatos.
    A Cuba. la convirtió en su Burdegano… en animal híbrido donde alimentaba su ego, donde usurpó los sueños, las alegrías de la gente.
    Hizo para si el pensar, el actuar, el decir, el adoctrinar, el fusilar, matar, en oprimir y junto al “hermano” se erigió dueño absoluto, en rapiñero corrupto, mecretefe y fraudulento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.