Manuel C. Sierra: “Extraño a Cuba todo lo que se puede y más.”



A Manuel C. Sierra lo conocí por sus extraordinarios escritos que publica en su Blog Regresión Cubana.
Manuel C. Sierra, por suerte para todos nosotros, tiene el don de las palabras, las cuales ha accedido a compartir también con Por Eso Me Fui De Cuba.
Manuel C, Sierra es ese cubano inteligente al que siempre debemos escuchar porque nos muestra sabiduría, sinceridad y la belleza, o no, que existe en todo cuanto nos rodea.

Manuel C. Sierra. NOTA INTRODUCTORIA: No suelo hacer este tipo de publicaciones, entiéndase donde se incluya mi protagonismo, pues no me interesa, sin embargo, a petición de Ricardo Santiago rodeado como siempre de su pasión cubana haré una excepción y responderé a sus preguntas.

Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Quién es Manuel C. Sierra?

Manuel C. Sierra: Es difícil hablar de uno en tercera persona, creo que esa labor le corresponde a los demás. Soy un tipo normal, de esos que te pasa por al lado cuando vas caminando por la calle, con sus defectos y virtudes y con los problemas cotidianos como todos, además, tengo un blog, “Regresión cubana”, donde publico algo todos los días.

Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Por qué te fuiste de Cuba?

Manuel C. Sierra: Me fui de Cuba por amor.

Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Cuánto te marcó esa decisión?

Manuel C. Sierra: Lo cierto es que no me marcó demasiado, pues aventurero al fin en la juventud uno quiere ver mundo sin ponerse a pensar en lo que nos pueda deparar el futuro.

Por Eso Me Fui De Cuba: Es evidente tu posición crítica contra la dictadura de los Castro: ¿Por qué has decidido asumir esa actitud de denuncia?

Manuel C. Sierra: Un día, viviendo fuera de Cuba y viendo toda la información que llegaba a mis manos y que en la isla era imposible ver, me di cuenta de que todo lo relacionado con la supuesta revolución cubana era un montaje mediático de su dictadura y me hice una pregunta: ¿qué hago fuera de mi país tan hermoso?, fue entonces que empezó a tomar forma en mi pensamiento cierta posición política a la que nunca había dedicado tiempo.

Por Eso Me Fui De Cuba: Indiscutiblemente tus publicaciones en las redes sociales tienen un impacto muy importante en la opinión de muchas personas, incluyendo a quienes defienden al castrismo: ¿Sientes algún temor?

Manuel C. Sierra: No soy consciente de que mis publicaciones tengan un impacto importante como dices, eso tendría que verlo con mis propios ojos, siempre me ha gustado escribir y las nuevas tecnologías me han dado la posibilidad de hacerlo todos los días mediante un blog que se puede ver en cualquier lugar del planeta con sus excepciones como Cuba, pero solo es eso, ideas plasmadas. Del miedo hay mucho que hablar, principalmente de ese que casi nadie reconoce por motivos banales y que todos tenemos, pero también están los grandes miedos, como por ejemplo al que haces referencia, el miedo político, el que los poderosos se empecinan en meternos en el alma para canalizar nuestras acciones y del que en este preciso instante es presa el pueblo de Cuba con su impuesta doble moral; tampoco soy consciente de ese tipo de miedo pues nunca lo he sentido directamente y habría que ver cuál sería mi reacción ante tal fenómeno, una cosa está clara, nunca le regalaría a un contrario la posibilidad de que imponga su miedo sobre mi persona, el adversario tiene que saber que se la va a jugar, si al adversario se le ocurre embestir tendrá que acarrear su propio miedo. Sé que es una opinión egoísta, pero el paso por la vida nos enseña que todos somos iguales, ni mejores ni peores que los demás, nos enseña a sortear las vicisitudes, a enfrentar el miedo y calibrarlo en su justa medida y prepararnos para la ocasión que puede estar al doblar de la esquina; sin embargo, he cultivado la empatía y quizás pueda sentir una pizca de lo que han sufrido los opositores cubanos en su bregar contra el regresionismo cubano, de ahí gran parte de mis escritos.

Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Extrañas a Cuba?

Manuel C. Sierra: Extraño a Cuba todo lo que se puede y más. A pesar de tener la ciudadanía española y disfrutar de este hermoso país y su gente, cada persona que me conoce ve en mí a un cubano, no existe otra opción en mis relaciones (y eso que llevo 20 años fuera de la isla); pero no es solo lo que ven, sino que lo sienten cuando están conmigo o me visitan, cuando me escuchan el acento, las opiniones, cuando toman los tragos que les preparo, las comidas, cuando aprenden mis costumbres, escuchan mi música, mi baile, etc.; la cubanía es como un arte con el que nacemos los cubanos.

Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Cómo definirías el exilio cubano?

Manuel C. Sierra: No ejerzo la política, con esto quiero decir que tengo mis lagunas en el tema y aventurarse a opinar cuando no se controla a la perfección un asunto nos hace caer, en el mejor de los casos, en suposiciones por no decir errores. Sin embargo, tengo mi consideración particular al respecto. Si te refieres a todos los cubanos que están fuera de Cuba, pienso que una parte está, como tú dices, en el exilio (obligado o autoimpuesto) y otra parte simplemente se considera emigrante, aquí es necesario decir que la mayoría de estos últimos no son conscientes de la carga política que encierra su emigración que sin dudas ha sido forzada por la pésima administración del gobierno de la isla y lo hacen ya sea por falta de información, por pereza o por la continuidad de la doble moral que aprendieron de la Regresión cubana y que aún practican en algunas comunidades o círculos de cubanos en el exterior. Si te refieres al exilio como fuerza política, pienso que son pocos en relación con la cantidad de cubanos que existe fuera de Cuba y que desde el inicio del bodrio castrista han hecho lo que han podido con los medios que han tenido a mano, es decir, poca cosa si nos ponemos a considerar que lo hacían contra todo un Estado o país armado a costo infinito hasta los dientes por una potencia extranjera. El exilio cubano lo considero fuerte de convicción, pero escaso de número.

Por Eso Me Fui De Cuba: Muchos pedimos a gritos la unidad de todos los cubanos como única forma de vencer al castrismo: ¿Crees que esta unión es posible?

Manuel C. Sierra: La unión de la gente no se puede pedir de forma tan sencilla o por las buenas como aquel que dice; la gente se une por afinidad y casi siempre de manera espontánea o por la fuerza, de eso tiene mucha experiencia la dictadura castrista, pues ha sido capaz de manipular el comportamiento y la aglutinación de nuestra sociedad mediante la fuerza. Creo que te he respondido la pregunta, es decir, veo muy difícil la unión de los cubanos (al menos los emigrantes que ya han podido comparar sociedades y no como los de dentro de la isla aún “ciegos” y “sordos”) debido a la diversidad de intereses, afinidades y opiniones. Yo tengo mi criterio particular al respecto; creer en la unidad de los cubanos como solución teórica y de manera voluntaria para acabar con el castrismo es como seguir creyendo en la existencia de los reyes magos, para lograr eso hay que poner a funcionar la cabeza de cada ciudadano, hay que dar un paso previo y solo es posible mediante la información; yo, que viví en primera fila el desmoronamiento de la URSS sé que fue posible cuando el pueblo se enteró de todas las mentiras y arbitrariedades que habían sufrido y les habían ocultado durante 70 años. El día que los cubanos interioricen, mediante la información, de todas las arbitrariedades que han vivido, y viven, de que les han tomado el pelo durante casi 60 años, la Regresión cubana se derrumba pues solo se sostiene sobre la desinformación y el miedo de los ciudadanos. Es importante destacar en tales circunstancias el papel que juegan los mandos intermedios del gobierno (cuyas familias son gente de a pie) que disponen de cierta capacidad de fuerza y con ella la posibilidad de variar el curso de los acontecimientos, el papel de la masa de pueblo indignada, el papel de la espontaneidad o valor de algunas organizaciones y/o hombres y por último el de una chispa necesaria que puede venir en forma de consigna, acción o adalid (ojalá que no sea la última variante pues incurriríamos de nuevo en el caudillismo atávico). Si las circunstancias políticas a nivel de la cúpula persisten con los cambios “dinásticos” que se avecinan veo difícil la vía pacífica mediante la política de partidos para conseguir un cambio hacia la democracia, se me antoja fuera de lugar tal opción en estos lares latinoamericanos donde claramente se depende del caudillismo y la fuerza arbitraria para lograr el poder, además del apoyo de gobiernos títeres, el ejemplo actual lo vemos en Venezuela con todos los muertos de las manifestaciones populares hasta imponer por la fuerza su respectiva Regresión. No quiero entrar a valorar la ayuda de fuerzas externas para lograr un cambio, eso solo trae derramamiento de sangre, principalmente cubana, claro.

Manuel hermano, gracias por prestigiar con tu talento y tus ideas las páginas de Por Eso Me Fui De Cuba, un honor tremendo para mí y una gran lección para quienes queremos ver con mayor claridad el tema de nuestra Cuba querida. Gracias infinitas amigo.



Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments

Tus Comentarios

1 comentario en “Manuel C. Sierra: “Extraño a Cuba todo lo que se puede y más.”

Deja un comentario