Tatiana Fernández: “…la libertad individual tiene un precio muy alto…”



Tatiana Fernández es una conversadora locuaz, inteligente, una cubana, una amiga con historia e historias para contar que conoce las profundas diferencias que marcan la vida de los cubanos.
Por Eso Me Fui De Cuba les presenta esta vez a una mujer que tiene la agradable “impertinencia” de contar la vida como es, con sus amarguitos, sus esquinas rotas y sus esperanzas.

Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Quién es Tatiana Fernández?

Tatiana Fernández Álvarez: Soy la segunda hija de un matrimonio de padre abogado y mamá ama de casa, me mudé con 4 años para Santos Suárez, cerquita de la dulcería la Gran Vía. Estudié en la Lenin, soy graduación 5to Aniversario, es decir, cuando yo comienzo en la Lenin es cuando Breshniev la inaugura junto al cenicero. La Lenin es quien me abre los ojos. Al entrar con doce años pensaba que todos los niños eran como yo y sus papás como el mío o como los de mis amiguitos de primaria que eran sencillos obreros. Pero en la Lenin, desde muy joven, comencé a oír de oficiales del MININT, Coroneles de las FAR, Buró Político, Comité Central y ya en noveno grado de los hijos del cenicero estudiando conmigo pero bajo absoluta discreción, tú sabes cómo ellos manejan esa intriga. Aprendí que había una clase de niños que no eran como yo, tenían y ostentaban a lo que mi papá no tenía acceso. Ahí oí de vacaciones en Villa Cuba Varadero, Marina Hemingway, Club Habana y, claro, la tribuna de los carnavales. Eso me marcó, me hizo rebelde, faltaba a clases, no fui dócil y nunca me sacaron militante de la UJC, me catalogaron con problemas ideológicos y hubo más de una mamá que le recomendaron no dejara a sus hijas andar conmigo. Mi familia dice que yo nací gusana y así entre en la Universidad de la Habana.

Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Por qué te fuiste de Cuba?

Tatiana Fernández Álvarez: Siempre quise irme de Cuba, desde muy joven, incluso en el único viaje que la Universidad me da, pues nunca fui confiable, hice escala en Canadá, pero hubo dos cosas que me inhibieron quedarme, una, no sabía inglés, no me podía comunicar, no tenía idea cómo hacer eso, estamos hablando año 1988 y, otra, ya mi padre estaba retirado, él apostó por el proceso, era el Secretario del PCC por el Comité de mi cuadra y muerta primero a ocasionarle una decepción. Así que pude escaparme en el 2006, ¿cómo? eso es una historia, pero te cuento que chequeando en inmigración con más de 10000 dólares entizados en una pierna, más todos mis títulos universitarios, certificaciones de postgrados y maestría en mi maleta, el oficial de inmigración se puso pesa’o y no había manera de que me dejara salir. Imagina el momento, tengo frente a mí a mi hijo, a mi mamá, a mi hermana, nadie podía llorar, no nos podíamos despedir y la jefa de TDA, la seguridad del aeropuerto, en cabina de despacho de inmigración frente a mí. ¿Qué me salvó? Mis respuestas a sus preguntas: ¿Cómo UD va a salir? ¿UD confía en esa persona que la ha invitado cuando hace tres años no.la ve? Respuesta mía: Y qué tiempo hace que las esposas de los cinco héroes no ven a sus esposos prisioneros en USA? ¿No confían ellas entonces en ellos? La jefa de la seguridad del aeropuerto se viró hacia el agente de inmigración y le dijo: Déjala salir. Y así volé a Chile, primer destino.

Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Cuánto te marcó esa decisión?

Tatiana Fernández Álvarez: Mira cuando se emigra por buscar nuevos horizontes, por amor a otra persona, o por voluntad propia, no es igual a una emigración que se hace porque la sociedad donde vives te disminuye, te desvaloriza como ser humano o te rechaza por tus ideas. Si a eso le sumas que en tu país socialmente eres considerado un apátrida, gusano, disidente, traidor, sin derechos como ciudadano y lo pierdes todo pues eso te marca, te hace un hueco una herida que nunca cierra. Pues eres tú como individuo juzgado inescrupulosamente por una élite amoral que ha hecho creer que quienes no estén con ellos pues sencillamente no son cubanos. Pero la libertad individual tiene un precio muy alto, no comulgar con el sistema tiene un precio, pensar que a lo mejor no veré más a mi madre tiene un precio, no visitar la tumba de mi padre tiene un precio y no comulgar con un gobierno delincuente, criminal, sin ninguna ética y con códigos mafiosos, pues se matan entre ellos, también tiene un precio. Y es justamente esto lo que te hace tener el valor y la fuerza que se necesita para pagar el precio de ser persona, individuo libre de cuerpo y alma, concepto que se vive y experimenta solo en tierras de libertad.

Por Eso Me Fui De Cuba: Es evidente tu posición crítica contra la dictadura de los Castro: ¿Por qué has decidido asumir esa actitud de denuncia?

Tatiana Fernández Álvarez: Pienso que cada cubano que se respete debe hacer algo, desde su posición, para ayudar a nuestros hermanos a que aprendan lo que es sentirse reconocidos como personas, con libertad de acción, pensamiento y opción.

Por Eso Me Fui De Cuba: Indiscutiblemente tus publicaciones en las redes sociales tienen un impacto muy importante en la opinión de muchas personas, incluyendo a quienes defienden al castrismo: ¿Sientes algún temor?

Tatiana Fernández Álvarez: Mira estuve un periodo de ocho años con dos trabajos en USA. Trabajaba de 4 AM a 10 o 12 pm y en ese tiempo pues no podía estar activa. También tenía miedo, mucho miedo, mi primera visita a Cuba después de cuatro años sin ver a mi madre me costó 4 horas retenida en el aeropuerto donde me quitaron mi pasaporte cubano. En ese momento sufrí lo vulnerables que somos. Volví dos años después como ciudadana americana pero Cuba me da pánico. Compromisos con mi familia de Ocha y mi madre me han hecho volver, pero creo he crecido como persona, he dejado sentimentalismos atrás y he decidido estar en paz conmigo con mis ideas de siempre y sencillamente no volver por tema de seguridad personal.

Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Extrañas a Cuba?

Tatiana Fernández Álvarez: De Cuba extraño a mi gente, Cuba como país está muy depauperado, la crisis de valores es inmensa y es un sentimiento contradictorio pues la amas y al mismo tiempo la rechazas.

Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Cómo definirías el exilio cubano?

Tatiana Fernández Álvarez: El exilio cubano es como los cinco dedos de una mano, ninguno se parece pero todos tienen una función precisa. Mi respeto al exilio histórico gracias a ellos yo estoy aquí hoy.

Por Eso Me Fui De Cuba: Muchos pedimos a gritos la unidad de todos los cubanos como única forma de vencer al castrismo: ¿Crees que esta unión es posible?

Tatiana Fernández Álvarez: Mira si la unión se convirtiera en una necesidad esta pasaría a ser una prioridad y si se convirtiera en prioridad pasaría a ser una necesidad.

Por Eso me Fui De Cuba: Gracias Tatiana querida, te agradezco profundamente tu entusiasmo, tu respeto y, sobre todo, aprecio tu honestidad y tu fuerza. Mi admiración.



Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 94
  •  
  •  
  •  
    94
    Shares

Comments

Tus Comentarios

1 comentario en “Tatiana Fernández: “…la libertad individual tiene un precio muy alto…”

  1. De casualidad y de la forma mas fortuita encontré este escrito, buscaba una persona llamada Tamara Fernández Alvarez , en un pueblo de las cercanías de Madrid, escribí por error Tatiana, en lugar de Tamara y encontré este escrito, pero lo que es mas inverosímil es que conozco a Tatiana, desde que era una niña de mas o menos 6 años , incluso recuerdo la ultima vez que hable con ella, nos encontramos por casualidad en la orilla del mar en la playa de Santa María, de mas esta decir que la recuerdo con mucho cariño y que me acuerdo perfectamente de sus compañeras de primaria con las que fue a la Lenin, Isa Mari cuya madre era maestra de primaria en la escuela Capitana Adela Azcuy Labrador, Gina que dejo la Lenin un par de años después y fue a terminar sus estudios a José María Heredia, esas que dice que tenían padres obreros como ella, que es verdad, casualidades de la vida aunque he de decir que no creo en las casualidades, vivo en España hace casi 40 años y nunca he vuelto a Cuba, cuantos recuerdos, fui compañera de clase de su hermana.
    Lo que escribe lo comparto cien por cien, se perfectamente lo que cuenta, lo he vivido, lo he experimentado y estoy totalmente de acuerdo con ella.

Deja un comentario