Richard Schirrmann: “Por culpa del castrismo no volví a ver a mi papá.”




Existen historias de cubanos que son muy desgarradoras, vidas que no debieron vivir y ausencias que tuvieron que soportar por no permitir que les impusieran la ideología del odio, la envidia y el desastre.
Por Eso Me Fui De Cuba dialoga esta vez con Richard Schirrmann, un cubano de verdad, desde la primera R hasta la última N, un amigo querido y un hombre que a pesar de todo lo que ha vivido no desiste en creer que la libertad de Cuba es posible y lucha por ella.

1.- Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Quién es Richard Schirrmann?

Richard Schirrmann: Richard Schirrmann es un ciudadano cubano que nació y se crió en una familia humilde. Mi padre fue un anticomunista nato y estuvo preso en varias prisiones de Cuba, a la edad de 7 años ya yo conocía desde la Cabaña hasta el Combinado del Este. Mi padre fue torturado físicamente en las prisiones que estuvo. Siempre iba con mi difunta madre a visitarlo y quizás eso me marcó mucho en la vida.
Recuerdo cuando era muy pequeño cómo asustaban a mi madre: Corrían sobre el techo de nuestra humilde casa en Arroyo Arenas y nos tiraban piedras.
En el año 1980 obligaron a mi padre a abandonar Cuba por El Mariel o tendría que cumplir 30 años de prisión, nunca más volví a ver a mi papá.
Recuerdo, en esa misma fecha, cómo mi madre preparó condiciones para irnos a un viaje largo, era la fuga por la Embajada del Perú. Aunque no se llegó a concretar nuestra salida fuimos tachados en el barrio de contrarrevolucionarios, varias veces intentaron desmoralizar a mi madre y hasta nos tiraron huevos y piedras, fue la época donde nos daban mítines de repudio.

2.- Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Por qué te fuiste de Cuba?

Richard Schirrmann: Me fui de Cuba en busca de libertad, a la edad de 24 años ya estaba cansado de tanto abuso y frustración, dejé el Técnico Medio en Soldadura en mi tercer año en la escuela “Amistad Cubano-Soviética” de Buenavista, puesto que no me dejaron estudiar Medicina Veterinaria que era lo que yo quería. Trabajé en Campismos, Cultura y turismo, fui Modelo y muy discriminado por la Policía Política cubana.

3.- Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Cuánto te ha marcado esta decisión?

Richard Schirrmann: Mi decisión de escapar de esa dictadura y dejar lo más querido no fue nada fácil, pero es una decisión que cuando la tomas no hay marcha atrás, hay que ser valiente creo yo para dejar a tu familia y amigos para empezar una vida en un país diferente siendo tan joven, pero aun así no me arrepiento, si hoy viviera en Cuba estuviera preso o muerto.

4.- Por Eso Me Fui De Cuba: Es evidente tu posición crítica contra la dictadura de los Castro: ¿Por qué has decidido asumir esa actitud de denuncia?

Richard Schirrmann: Mi posición crítica contra ese sistema totalitario se debe a dos cosas: La falta de libertad y las injusticias. Estas son dos cosas que no soporto, nadie debe ser golpeado, encarcelado y mucho menos asesinado por su posición política o religiosa. A la edad de 9 años fui bautizado clandestinamente como católico, escondidos de las autoridades que perseguían a quienes practicaban la religión, esas cosas no se olvidan jamás, por eso y muchas injusticias más me he dado a la tarea de denunciar al régimen, al menos yo me quité los grilletes.

5.- Por Eso Me Fui De Cuba: Indiscutiblemente tus publicaciones en las redes sociales tienen un impacto muy importante en la opinión de muchas personas, incluyendo a quienes defienden al castrismo: ¿Sientes algún temor?

Richard Schirrmann: Mis publicaciones en las redes sociales reflejan los deseos de un pueblo de ser libre, denunciar las injusticias se ha convertido en mi trabajo en mi tiempo libre, me satisface denunciar lo mal hecho y las barbaridades que se cometen contra nuestro pueblo, aunque a veces te juro que hay que tener la piel de cocodrilo para que no te afecte emocionalmente.
Sé que por mi opinión muchos se deslindan, por miedo, y evitan mi amistad. No quieren asumir la verdad por temor a represalias contra sus familias, el terror es un arma que ha utilizado la dictadura contra la familia cubana, la intimidación en las dictaduras es el pan nuestro de cada día, pero con miedo no podemos seguir, tenemos que romper ese muro para dejarles un mejor país a las nuevas generaciones.

6.- Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Extrañas a Cuba?

Richard Schirrmann: ¿Qué si extraño a Cuba? Creo que si no extrañara a Cuba no podría hacer las cosas que hago. Siempre que me hacen esa pregunta recuerdo a nuestro Apóstol José Martí: “El amor madre a la patria
no es el amor ridículo a la tierra,
ni a la yerba que pisan nuestras plantas;
es el odio invencible a quien la oprime,
es el rencor eterno a quien la ataca”.

7.- Por Eso Me Fui De Cuba: ¿Cómo definirías el exilio cubano?

Richard Schirrmann: Yo defino el exilio Cubano en una sola palabra: ¡Valientes! Personas como tú y yo que han renunciado a todo por la libertad, gente humilde, muchos valerosos cubanos que han perdido hasta sus vidas en esta noble causa que es luchar por la libertad de nuestro país. Siento mucho respeto por todos los Presos Políticos, las Damas de Blanco que día a día son golpeadas y maltratadas por el mero hecho de querer libertad para sus seres queridos, muchos han tenido que exiliarse y a pesar del duro exilio siguen luchando desde afuera y no olvidan lo que dejaron atrás.

8.- Por Eso Me Fui De Cuba: Muchos pedimos a gritos la unidad de todos los cubanos como única forma de vencer al castrismo: ¿Crees que esta unión es posible?

Richard Schirrmann: Creo en la voluntad de los hombres y mujeres que desean una Cuba libre, la unión de la oposición es un pilar muy importante para combatir regímenes totalitarios. En la antigua Polonia, con Solidaridad y Lech Walesa, se logró cuando todos se unieron en la lucha por la democracia. En la ex-RDA, en Checoslovaquia y Hungría, solo por mencionar ejemplos trascendentales, también pudieron reinstaurar la democracia.
Los cubanos deberíamos tomar como ejemplo esos hechos para de una buena vez recuperar la tan anhelada libertad que nos fue arrebatada por el castrismo.

Por Eso Me Fui De Cuba: Gracias hermano por participar en este sencillo proyecto. Cada palabra dicha por ti es un acto de valentía, de honor y de vergüenza. Historias tan conmovedoras como la tuya marcaron nuestras vidas y hoy nos impulsan a mantener en alto la lucha de miles de cubanos que nos precedieron.
Gracias de verdad.




Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments

Tus Comentarios

Deja un comentario